Investigación /

El proyecto SensorQuality

Sponsored by:
Ministerium für Gesundheit, Emanzipation, Pflege und Alter des Landes Nordrhein-Westfalen

Como parte de este proyecto de financiamiento, trabajamos en el uso orientado a la aplicación de tecnología de sensores para mejorar la seguridad y la calidad en el área de cuidado. Como parte de esto, el uso de la tecnología de sensores tuvo como objetivo la mejora de la calidad en el cuidado, tanto hospitalario como ambulatorio. Este ahorro de tiempo debe abrir el espacio para la atención de las personas y transmitir la seguridad de que "se ha hecho lo correcto".

Soluciones existentes se unificaron en un concepto integral para el monitoreo de los parámetros identificados, entre los que se encuentran, p. ej., las constantes vitales como el ritmo cardiaco y la frecuencia respiratoria, pero también la movilidad y el movimiento, o la humedad en la cama. Tanto en el ámbito de la atención ambulatoria como en el de los asilos y residencias para ancianos, se estableció un contacto estrecho con usuarios para sensibilizarlos acerca de las soluciones técnicas innovadoras y desarrollar y distribuir soluciones personalizadas y listas para comercializarse.

Participamos en los siguientes pasos importantes de proyectos:

  • Registro de constantes vitales de personas postradas en cama mediante un sensor que se coloca en la base de la cama del paciente
  • Desarrollo y producción de elementos piezoeléctricos de cerámica
  • Procesamiento de valores de medición y transferencia inalámbrica (Bluetooth) en hardware y software

Se logró el objetivo de desarrollar una solución que sea fácil de usar y que representara una innovación en cuanto al precio. De igual forma, fue importante que este sistema no representara una competencia para soluciones como el sistema de llamada de auxilio en domicilio. Más bien se puede considerar como un paso previo para tener "una conciencia tranquila". Esto aplica en particular para los familiares, que reciben con regularidad un aviso de que su familiar está bien.

El proyecto fue patrocinado por la Unión Europea y el Estado de Renania del Norte-Westfalia.